A la hora de adquirir una impresora para nuestro negocio es imprescindible valorar todas las alternativas y conocer en detalle cuál es la mejor para nuestra empresa. En ese sentido, dos son los grandes tipos de equipos que existen en el mercado: impresoras láser e impresoras de inyección de tinta.

El funcionamiento de una impresora láser es similar al de una fotocopiadora. Este aparato contiene un tóner con tinta que sustituye a los cartuchos tradicionales. El proceso de impresión de este equipo consiste en que el láser graba en un cilindro fotosensible el contenido que debe copiar mediante una carga electrostática.

Este cilindro pasa por el depósito del tóner, los pigmentos se adhieren y cuando el papel entra en contacto con el cilindro, la tinta llega al folio a modo de “lluvia” y finalmente un rodillo con calor se encarga de fijar la tinta al papel.

Beneficios de este tipo de impresión

Los expertos sostienen que, a pesar de que los equipos láser tienen un mayor coste inicial, en términos generales, estos aportan más beneficios a los usuarios que las de inyección de tinta.

Además, la velocidad de impresión en este tipo de impresoras es mucho mayor que las de inyección de tinta, ya que no trabajan por líneas o secciones sino de forma global. Una rapidez que, además de aumentar la productividad, no es molesta dado a que se lleva a cabo de manera silenciosa, algo muy adecuado cuando la actividad laboral se desarrolla en una oficina bulliciosa.

Otro aspecto positivo es  el aumento en la calidad de impresión gracias al polvo de la tinta, fino y uniforme que dota de mayor nitidez y definición a las copias. Un polvo cuyo consumo no sólo es más ecológico sino también más económico.

En ese sentido, uno de los puntos más fuertes de este tipo de impresión es el bajo coste de la tinta y su durabilidad con respecto a los equipos de inyección. Y es que los tóner almacenan grandes cantidades de tinta, con lo cual son capaces de imprimir miles de páginas sin ser remplazados.

Todos los equipos de impresión que fabrica y comercializa KYOCERA cuentan con tecnología láser de la más alta calidad, rapidez y aportan el mayor ahorro posible a los negocios. Puedes conocer la gama completa de dispositivos aquí

Ventajas de la tecnología láser frente a la inyección de tinta en la impresión profesional

A la hora de adquirir una impresora para nuestro negocio es imprescindible valorar todas las alternativas y conocer en detalle cuál es la mejor para nuestra empresa. En ese sentido, dos son los grandes tipos de equipos que existen en el mercado: impresoras láser e impresoras de inyección de tinta.

El funcionamiento de una impresora láser es similar al de una fotocopiadora. Este aparato contiene un tóner con tinta que sustituye a los cartuchos tradicionales. El proceso de impresión de este equipo consiste en que el láser graba en un cilindro fotosensible el contenido que debe copiar mediante una carga electrostática.

Este cilindro pasa por el depósito del tóner, los pigmentos se adhieren y cuando el papel entra en contacto con el cilindro, la tinta llega al folio a modo de “lluvia” y finalmente un rodillo con calor se encarga de fijar la tinta al papel.

Beneficios de este tipo de impresión

Los expertos sostienen que, a pesar de que los equipos láser tienen un mayor coste inicial, en términos generales, estos aportan más beneficios a los usuarios que las de inyección de tinta.

Además, la velocidad de impresión en este tipo de impresoras es mucho mayor que las de inyección de tinta, ya que no trabajan por líneas o secciones sino de forma global. Una rapidez que, además de aumentar la productividad, no es molesta dado a que se lleva a cabo de manera silenciosa, algo muy adecuado cuando la actividad laboral se desarrolla en una oficina bulliciosa.

Otro aspecto positivo es  el aumento en la calidad de impresión gracias al polvo de la tinta, fino y uniforme que dota de mayor nitidez y definición a las copias. Un polvo cuyo consumo no sólo es más ecológico sino también más económico.

En ese sentido, uno de los puntos más fuertes de este tipo de impresión es el bajo coste de la tinta y su durabilidad con respecto a los equipos de inyección. Y es que los tóner almacenan grandes cantidades de tinta, con lo cual son capaces de imprimir miles de páginas sin ser remplazados.

Todos los equipos de impresión que fabrica y comercializa KYOCERA cuentan con tecnología láser de la más alta calidad, rapidez y aportan el mayor ahorro posible a los negocios. Puedes conocer la gama completa de dispositivos aquí.