David Carrasco fue uno de los ganadores del 1º concurso Future K. Un concurso que supuso su llegada a nuestra compañía, donde según sus propias palabras ha disfrutado y aprendido a partes iguales. En una carta cargada de energía y vitalidad ha querido compartir con todos nosotros su experiencia.

“Aún recuerdo mi primer día, la gran impresión que tuve al ver las instalaciones, saludar a todo el equipo de trabajo y, sobre todo, al conocer un poco más de cerca la filosofía y el modo de trabajar de KYOCERA. Ese día sentí que apuntarme al concurso y todo el duro trabajo realizado fue una de mis mejores ideas y que, por supuesto, había merecido la pena. Tanto fue así, que a estas alturas todavía me parece que fue ayer cuando entré por primera vez.

Desde esa primera imagen, ese primer día, todo ha ido a mejor; puede sonar un poco exagerado, pero no lo es. En mi estancia he podido crecer profesionalmente debido a que estoy en el puesto que mejor se adapta a mi perfil, dándome la oportunidad única de desarrollar en situaciones reales esos conocimientos teóricos que llevas tantos años esforzándote por conseguir, sin tener en cuenta, los muchos otros que he adquirido. Si esto no fuese suficiente, hay algo más, que por lo menos a lo que a mí respecta, valoro muchísimo: el buen ambiente de trabajo; todo el personal es muy agradable y atento, me siento uno más.

Pensándolo bien, el por qué estoy tan contento en KYOCERA es porque tengo trabajo y buen ambiente, por supuesto, pero hay otros dos puntos más. El primero está en lo agradable que es ir todas las mañanas a trabajar; no saber lo nuevo que te espera allí, ya sea por las personas increíbles que hacen que cada día sea mejor que el anterior o por las actividades y pequeños momentos que marcan la diferencia (los concursos deportivos, o los de cocinillas como digo yo, son algunos ejemplos).

El segundo punto y más importante es que veo que mi esfuerzo y trabajo diario es útil y valioso para la compañía, debido a que estoy en el departamento que debía estar y el que más me permite colaborar.

Dicho esto, espero que os haya podido trasmitir, un poco al menos, lo contento y emocionado que estoy de haber tomado esa pequeña decisión de participar.

¡ADELANTE! Apostad por vuestro futuro.”